Presentación de Curso de belleza, amor y sexo, de Israel Pintor

Presentación de Curso de belleza, amor y sexo, de Israel Pintor

El pasado 8 de abril tuve el privilegio de presentar la segunda novela de un querido amigo, Israel Pintor: Curso de belleza, amor y sexo, que ha obtenido el Premio de Narrativa Joven de Andalucía y que ha editado recientemente Berenice.

Siempre es un privilegio tener la ocasión de observar el germen de una novela, verla crecer hasta convertirse en algo completo y acabado, y aún más poder vivir, aunque sea como espectadora, una experiencia como ésta.

Curso de belleza, amor y sexo es un experimento narrativo, un ejercicio de autoficción en segunda persona, pero también es una novela que habla de la creación como forma de vida, del proceso de creación y de la creación como forma de procesar la vida.

En la presentación participaron Manuel Moya, poeta y narrador; Miguel Nieto Nuño, profesor titular de la Universidad de Sevilla, Francisco Bernal, coordinador provincial del Instituto Andaluz de la Juventud, y José María Arévalo, representante de la editorial Berenice.

Aquí tenéis un fragmento de mi intervención en el blog de Israel Pintor.

Si tenéis curiosidad, también podéis ver la presentación completa aquí:

 

Mi Top Ten de 2015

No suelo participar en retos online (una es de naturaleza más bien dispersa e inconstante), pero no me puedo resistir a uno de los planteados por The Broke and the Bookish: mi top ten de lecturas del pasado año. En este caso llegué al reto a través del blog literario Sarah reads too much. 

Como tengo esa maniática costumbre de ir apuntando en un cuaderno los libros que leo cada año, me resulta muy fácil hacer una retrospectiva y darme cuenta de que 2015 ha sido un año escaso en lecturas. En mis años he cubierto una media de 100 a 110 libros. Este año me he quedado en 49 (aproximadamente a un libro por semana, muy por debajo de mi media habitual). También ha sido distinto en cuanto al tono de las lecturas, menos clásicas que en otras ocasiones, más variadas en género

Las 10 más importantes, por motivos diversos, han sido las siguientes:

1 Watership Down, Richard dams. Ficción, Penguin. Sawyer lee Watership DownSin duda, el libro del año. Llevaba años esperando en mi estantería, y cuando finalmente me decidí a sumergirme en él no pude soltarlo. Lo mejor, sin duda, los personajes: esos maravillosos arquetipos que son Hazel (el héroe), Fiver (el chamán), Dandelion (el contador de historias), y sobre todo Bigwig, el Gigante Bueno, ese Porthos encarnado en conejo que acapara los grandes momentos de la historia. Y la poderosa mitología de El-Ahrairah, el primer conejo y padre de todos los conejos, el Príncipe de los Mil Enemigos. Si no lo habéis leído, no os acobardéis por su apariencia infantil. Nada más lejos de la realidad. Una lectura obligada.

Todo el mundo será tu enemigo, Príncipe de los Mil Enemigos, y si te atrapan te matarán. Pero primero tendrán que atraparte.

Sigue leyendo

El niño que vivió, otra vez #1. Releyendo Harry Potter y la piedra filosofal.

Nivel de spoilers: alto, altísimo. En serio, extremadamente alto. Pero, ¿quién no ha leído Harry Potter?

 

Llevaba varios meses echando ojeadas furtivas a la librería y pensando, sí, sería fácil, sería cómodo y apetecible echarle un vistazo a alguno de mis libros de Harry Potter. O, mejor, obsesiva como soy: sería divertido releer la saga entera desde el principio, algo que he hecho… Creo que dos veces en mi vida, la última justo antes de la edición del último libro. Y ese lo leí en… ¡2007! ¿Es posible que hayan pasado SIETE AÑOS desde que recibí mi edición para adultos de Bloomsbury (qué preciosidad) de Harry Potter and the Deathly Hallows y lo leí en apenas dos días, intentando alargarlo todo lo posible…?

HP1Siete años parecía un periodo prudencial para sumergirse de nuevo en el universo mágico de J. K. Rowling. Y la época es propicia. Final de curso, mes de cierre de proyectos en el trabajo. Salud: temblorosa. Una época muy difícil me ha dejado apenas en pie y lo cómodo, lo fácil, lo divertido, parecen una buena opción.

Y volver a encontrarse con viejos amigos muy queridos parece bastante terapéutico.

Y, eso nadie puede negarlo, J. K. Rowling es una excelente, deliciosa escritora, en una época en la que sentarse otra vez a escribir parece una tarea ardua y difícil.

Así que me he zambullido de cabeza. Ese razonamiento que habéis leído ha llegado después. La realidad ha sido más sencilla. Una pregunta: ¿qué te apetece leer? Y una respuesta, murmurada enfurruñada desde la cama: Harry Potter. Y Harry Potter empieza, como todos sabéis muy bien, en el número 4 de Privet Drive, en una de las mejores escenas de toda la saga. Nocturno en una calle residencial, tras un día en el que un par de elementos extraordinarios han alterado la rutina cotidiana. Lechuzas, fuegos artificiales en pleno día. Una gata espera sentada junto al cartel de la calle: “mi querida profesora McGonagall, jamás vi un gato tan tieso”. Parafraseo. (Gretel no es consciente de lo cerca que estuvo de llamarse Minerva McGonagall).  Sigue leyendo

Rarezas literarias: Before the fact, Francis Iles

Before the fact, el origen literario de la Sospecha de Hitchcock

Before the fact, el origen literario de la Sospecha de Hitchcock

Acabo de recibir, gracias al milagro de la compra online, una nueva adquisición que me tiene encantada: Before the fact, de Francis Iles. Posiblemente, de entrada este título unido a este nombre no os digan nada, pero si os fijáis en la imagen de la portada de la edición de la colección Crime Classics de Arcturus, tal vez os resulte más familiar.

Un hombre trajeado, de espaldas, ofrece un vaso de leche a una mujer en camisón, que le mira con una mezcla de miedo y resignación, sospechando, acertadamente, lo que ese vaso significa… Sigue leyendo

Los rituales importan…

Texto publicado originalmente el 2 de diciembre en el blog conjunto A tres tintas, a estas alturas cerrado.

… Es un hecho. Y la escritura, como todas las cosas que importan, tiene su propio ritual. Se trata, creo, de construir un ambiente que favorezca la creatividad, o que al menos haga un poco más cómodo eso de estar un mínimo de dos a cinco horas sentada, escribiendo. En mi caso, como con la planificación y la documentación, tengo que tener cuidado para no perderme en los detalles. Y si bien es cierto que la mayoría de los elementos que constituyen mi particular ritual no son fundamentales, para mí se han convertido en las muletas para esto de la escritura. Contribuyen a hacerme sentir más cómoda. Y sí, me hacen perder un poco el tiempo. Pero a la larga funcionan. Sigue leyendo

Sobre resúmenes, capítulos, bloqueos y clics

Este texto se publicó originalmente el 17 de noviembre de 2013 en el ya extinto blog conjunto A tres tintas.

Dice mi perfil de Nanowrimo, atento como siempre, que, a estas alturas, transcurrido ya medio mes desde que empezara el reto, debería llevar escritas… 30.000 palabras. Eso significa que, para alcanzar el objetivo de 50.000 palabras, debería escribir una media de 3.000 diarias de aquí hasta el 30 de noviembre. De hecho, me dice mi página de estadísticas, en un tono amable pero con el ceño fruncido, si continúo a mi ritmo actual no acabaré hasta el 27 de febrero, lo que resulta inaceptable desde todos los puntos de vista posibles. Porque, además, noviembre es un mes de 30 días, lo que supone 24 preciosas horas menos para escribir, y esto, como sabe cualquiera que esté preparando un examen final, o la entrega de una tesis o el trabajo de fin de máster, es una pérdida irreparable. Sigue leyendo

Por lo que más quieras, deja al perro en paz

Post publicado originalmente el 10 de noviembre de 2013 en el blog conjunto A tres tintas, ya extinto.

Mantengo todo lo que aquí dije.

Hablábamos de un perro… ¿Por qué un perro? Habrá a quien le parezca cursi, tópico o excesivamente simple. No es un tema nuevo. Hay muchos libros sobre perros, y muchos perros literarios famosos, ya hablaremos de ellos en un post no muy lejano. Así pues, ¿por qué mi segunda novela va a tener como protagonista a un perro?

Bueno, los perros son muy importantes en mi vida. Soy, lo que se dice habitualmente, una persona de perros, aunque hace algo más de un año Gato ha irrumpido en mi vida y me ha trastocado un poco el orden de las cosas (para bien: ahora soy una persona de perros y gatos).

Tengo una pequeña manía de la que mis amigos tienden a burlarse. Sigue leyendo