Terry Pratchett, el Señor de la Risa

Hoy el mundo es un poco más triste. Nos ha dejado uno de los autores de ciencia ficción – fantasía cómica más prolíficos de la historia. Personalmente, siempre le estaré agradecida por su mitad de Buenos Presagios, y por la Guardia Nocturna y Zanahoria Fundidordehierroson. A la espera de un reportaje actualizado, recupero éste de marzo de 2012, publicado con motivo del vigésimo aniversario del primer volumen de lo que sería la saga de Mundodisco, El color de la magia. Este texto se publicó por primera vez en el número 17 de Giant Magazine. Podéis verlo con la estupenda maquetación original aquí.

Terry Pratchett en Giant Magazine

“EL SEÑOR DE LA RISA. DIECINUEVE MOTIVOS PARA LEER A TERRY PRATCHETT”.

En su mundo, la muerte habla siempre EN MAYÚSCULAS, adora el curry y, de vez en cuando, se toma unas vacaciones. Las brujas se van de viaje, el equipaje, convenientemente encerrado en un baúl dotado de cientos de patitas, te sigue allá donde vayas, y el universo en general depende de la buena orientación de una tortuga sobre la que se sostiene el mundo. Sólo existe un autor que reúna todas esas características. Aprovechando que en 2013 se cumplen veinte años de la publicación de la primera entrega de la saga de Mundodisco, desde Giant Magazine abordamos, en diecinueve apuntes, los motivos que nos impulsan a recomendar su lectura a todo el que, como él, considere que es la imaginación, y no la inteligencia, lo que nos hace humanos. Sigue leyendo

Anuncios

Rarezas literarias: Before the fact, Francis Iles

Before the fact, el origen literario de la Sospecha de Hitchcock

Before the fact, el origen literario de la Sospecha de Hitchcock

Acabo de recibir, gracias al milagro de la compra online, una nueva adquisición que me tiene encantada: Before the fact, de Francis Iles. Posiblemente, de entrada este título unido a este nombre no os digan nada, pero si os fijáis en la imagen de la portada de la edición de la colección Crime Classics de Arcturus, tal vez os resulte más familiar.

Un hombre trajeado, de espaldas, ofrece un vaso de leche a una mujer en camisón, que le mira con una mezcla de miedo y resignación, sospechando, acertadamente, lo que ese vaso significa… Sigue leyendo

El pequeño Sam Perkins. H. P. Lovecraft.

IMG_8067

Little Sam Perkins

The ancient garden seems tonight
A deeper gloom to bear,
As if some silent shadow’s blight
Were hov’ring in the air.

With hidden griefs the grasses sway,
Unable quite to word them —
Remembering from yesterday
The little paws that stirr’d them.

H.P. Lovecraft

El pequeño Sam Perkins

(Escrito en memoria de un gatito)

El antiguo jardín nocturno
parece soportar una pena profunda,
como si el peso de una sombra silente
se cerniera en el aire

La hierba se inclina con oculto pesar,
incapáz de olvidar todavía,
recordando desde ayer,
aquellas zarpitas que la agitaron.

H.P. Lovecraft

Los abismos y las cumbres de la vida

“El gato prosiguió, excitado.

-Ya te he hablado de mi abuela Mía, la anciana gata sabia que tantas cosas misteriosas sabía. Vivía con nosotros en el agujero del sótano. Ahora ya está con el Gran Gato del Cielo, como todos los demás, excepto yo. Poco antes de morir me dijo algo: “Félix, si realmente quieres ser un día un gran artista, tienes que conocer todos los abismos y cumbres de la vida, pues sólo quien los conoce puede enternecer todos los corazones”. Eso me dijo ella. Pero, ¿puedes explicarme tú a qué se refería?

-Bueno -respondió secamente el cuervo-. Los abismos ya los has vivido bastante en tu propia carne.

-¿Tú crees? -preguntó aliviado Félix.

-Claro -graznó el cuervo-. No es fácil descender a abismos más profundos. Ahora sólo te faltan las cumbres”.

Michael Ende, El ponche mágico.

De lectura compulsiva y otros trastornos

Últimamente me sucede algo muy curioso y muy raro en mí: estoy leyendo varios libros a la vez. Y no uno, ni dos, ni siquiera tres, sino cuatro. Yo, que soy más bien de agarrar un libro por las solapas, empezarlo y no soltarlo hasta llegar a la última página. Que siempre he argumentado que eso de leer varios libros a la vez es para gente distraída y falta de concentración, que no puede ser, que es desordenado y los argumentos se mezclan y los libros no se disfrutan del todo así, y…

Pues nada, cuatro libros de golpe, sin orden ni concierto.

A lo mejor es que estoy pasando por un momento en mi vida en el que estoy distraída y falta de concentración. Debe ser eso. Sigue leyendo

El ponche mágico, de Michael Ende

-Contemplado desde la eternidad, mis pequeños amigos, el mal presenta un aspecto completamente diferente que en el reino del tiempo. Allí se ve que, a fin de cuentas, siempre tiene que estar al servicio del bien. Es, por así decir, una contradicción en sí mismo. Busca siempre el poder sobre el bien, pero no puede existir sin el bien, y si alguna vez consiguiera el poder completo, tendría que destruir aquello sobre lo que anhela tener poder. Por eso, amigos, sólo puede durar mientras es incompleto. Si fuera pleno, se desintegraría por sí mismo. Por eso no tiene cabida en la eternidad. Eterno sólo es el bien, que pervive sin contradicción…

-¡Oiga! -gritó Jacobo Osadías, y tiró con el pico de la capa dorada-. No me lo tome a mal, Reverendo, pero ahora todo eso me importa un bledo. Cuando usted termine con su fielosofía, será demasiado tarde. 

Hace poco llevé a cabo una tarea titánica en mi casa, que disfruté enormemente: ordené cuidadosamente los libros de mis estanterías, para hacer hueco a algunos nuevos, aprovechar el espacio al máximo, y vaciar una balda en la que colocar las diversas figuras que componen mi colección. Fue una tarea difícil, porque, como el espacio en nuestro piso es limitado, no me quedó más remedio que seleccionar y escoger unos cuantos libros que no son de primera necesidad, para llevarlos a mi cuarto en la casa de mis padres.

Tengo que confesar que hice trampas, y, aunque solté varios, me traje unos cuantos de vuelta. Uno de ellos, que tengo ahora mismo entre manos y que supone una de las lecturas de mi infancia que recuerdo con más cariño, es El ponche mágico, de Michael Ende. Sigue leyendo

Por favor, señor, queremos más…

IMG_20140802_Dickens195549

Tras mi reciente lectura de la apasionante biografía de Dickens publicada por Claire Tomalin, y el estreno de la adaptación cinematográfica de la novela basada en su romance con Nellie Ternan, La mujer invisible, recupero el reportaje que publiqué para celebrar el bicentenario de su nacimiento en 2012.

Este reportaje se publicó primero en el número 16 de la revista digital Giant Magazine, en febrero de 2012.

“POR FAVOR, SEÑOR, QUEREMOS MÁS…”

 

El universo literario está de enhorabuena. Charles Dickens, autor de una veintena de novelas, entre las que se encuentran obras maestras de la literatura universal como Oliver Twist, Grandes esperanzas o David Copperfield, cumple doscientos años. Para conmemorarlo y contribuir a los actos de celebración que se suceden en todo el mundo, desde Giant Magazine repasamos su vida y su obra, ambas fuera de lo común, y llenas de acontecimientos extraordinarios.

  Sigue leyendo