Terry Pratchett, el Señor de la Risa

Hoy el mundo es un poco más triste. Nos ha dejado uno de los autores de ciencia ficción – fantasía cómica más prolíficos de la historia. Personalmente, siempre le estaré agradecida por su mitad de Buenos Presagios, y por la Guardia Nocturna y Zanahoria Fundidordehierroson. A la espera de un reportaje actualizado, recupero éste de marzo de 2012, publicado con motivo del vigésimo aniversario del primer volumen de lo que sería la saga de Mundodisco, El color de la magia. Este texto se publicó por primera vez en el número 17 de Giant Magazine. Podéis verlo con la estupenda maquetación original aquí.

Terry Pratchett en Giant Magazine

“EL SEÑOR DE LA RISA. DIECINUEVE MOTIVOS PARA LEER A TERRY PRATCHETT”.

En su mundo, la muerte habla siempre EN MAYÚSCULAS, adora el curry y, de vez en cuando, se toma unas vacaciones. Las brujas se van de viaje, el equipaje, convenientemente encerrado en un baúl dotado de cientos de patitas, te sigue allá donde vayas, y el universo en general depende de la buena orientación de una tortuga sobre la que se sostiene el mundo. Sólo existe un autor que reúna todas esas características. Aprovechando que en 2013 se cumplen veinte años de la publicación de la primera entrega de la saga de Mundodisco, desde Giant Magazine abordamos, en diecinueve apuntes, los motivos que nos impulsan a recomendar su lectura a todo el que, como él, considere que es la imaginación, y no la inteligencia, lo que nos hace humanos.

Por Ana de Haro. 

1. El color de la magia cumple veinte años. 

Publicado por primera vez en 1983 en Gran Bretaña, El color de la magia marca el nacimiento de la saga de Mundodisco, y también supone la primera aparición de personajes como Rincewind y el Equipaje. En esta primera entrega Pratchett marca ya el tono irónico y humorístico de la obra, que combina la parodia de los elementos cotidianos (como el sistema de seguros o la industria del turismo) con la de los más repetidos clichés de la literatura fantástica (como la existencia de dragones, bárbaros y dioses que juegan, literalmente, con el destino de los humanos). 

2. Rincewind

El mago menos afortunado de la Academia Invisible de Ankh-Morpork (o el más afortunado, si tenemos en cuenta la cantidad de desastres terribles y accidentes adversos a los que ha sobrevivido; “Mi segundo nombre es Suerte”, ha afirmado en alguna ocasión, sólo para añadir, inmediatamente después: “El primero es Mala”), Rincewind es el primer protagonista de la saga de Mundodisco, y uno de los personajes más queridos. Cínico y pesimista y, aún así, entrañable, es joven, atlético (por pura necesidad), y uno de los personajes más viajados, en tanto que goza del título de Egregio Profesor de Cruel e Inusual Geografía.

3. Todo depende de la tortuga…

Concretamente, de Gran A’Tuin, la tortuga sobre la que se mantienen en equilibrio los cuatro elefantes sobre los que descansa el Mundodisco, el particular mundo en el que se desarrollan las historias de la saga. Hasta la fecha, casi cuarenta novelas, y todas ellas se ubican en el mismo lugar.

4. La ciudad de las ciudades.

Situada junto al río Ankh (tan sólido como para caminar en él o como para dibujar con tiza la silueta de un cadáver), la concurrida ciudad de Ankh-Morpork es el escenario de las peripecias de los personajes de Terry Pratchett, el único capacitado para describirla: “Los poetas han intentado describir Ankh-Morpork. Y no lo han logrado. Quizá se deba a la inanimada vitalidad del lugar, o quizá sea sencillamente que una ciudad con un millón de habitantes y ni una sola cloaca resulta más bien fuerte para los poetas, que prefieren los narcisos, y con razón. De modo que digamos nada más que Ankh-Morpork está tan llena de vida como un queso pasado en un día caluroso, que resultaba tan llamativa como una maldición en una catedral, tan brillante como una capa de aceite, tan colorida como un cardenal y tan llena de actividad, industria, bullicio y de exuberante concurrencia como un perro muerto tendido sobre un nido de termitas”.

5. El fascinante y clarividente Lord Vetinari.

En palabras del propio Terry Pratchett, “Ankh-Morpork había coqueteado con muchas formas de gobierno, y había terminado asumiendo ese tipo de democracia que se conoce como: “Un Hombre, Un Voto”. El Patricio era el Hombre, y el Voto era el suyo”. Lord Havelock Vetinari, Patricio de la ciudad de Ankh-Morpork desde que Pratchett comenzara a escribir sobre ella, es el único gobernante y parece dispuesto a permanecer así. La ciudad es su único amor, y nada sucede en ella de lo que él no tenga conocimiento. A través de esta fascinante e inquietante figura, que en ocasiones actúa como antagonista pero que el lector jamás llega a percibir como negativa, Pratchett ironiza sobre el poder y la política de forma magistral.

6. Antes que la Guardia de la Noche fue la Guardia Nocturna. 

Mucho antes de que la imponente y solemne Guardia de la Noche de George R. R. Martin inundara el universo literario y catódico con sus capas negras y sus cuervos mensajeros, Terry Pratchett ya había concebido su Guardia Nocturna de Ankh-Morpork. La ciudad más concurrida e intensa del Mundo(disco) necesita un cuerpo de seguridad a la altura de las circunstancias, pero la Guardia Nocturna comandada por el alcohólico y desencantado Sam Vimes es lo mejor que ha podido conseguir. Proyectada en principio como un grupo de personajes de menor importancia hasta que el amor de los lectores los transformó en los protagonistas de uno de los arcos argumentales más populares (que va desde ¡Guardias! ¡Guardias! hasta ¡Zas!, de momento) la Guardia Nocturna integra en sus filas a los más variopintos seres: trolls, hombres lobo, vampiros, e incluso varios tipos de enanos: los más tradicionales, y otros fuera de lo común, como el sargento Zanahoria Fundidordehierroson, el único enano de dos metros de altura de todo el Mundodisco (adoptado).

7. Variados arcos argumentales.

La saga de Mundodisco abarca una cuarentena de libros de rapidísima aparición (a ritmo de uno o dos por año), que no es necesario leer por orden. La estructura no procede tanto del orden de publicación como de la pertenencia a alguno de los diversos grupos argumentales: la saga de Rincewind, la saga de la Guardia Nocturna, la de la Muerte, la de las Brujas, la de los Magos, la de los Dioses… Cada una de ellas se acomoda a las preferencias de un tipo específico de lector (por ejemplo, mientras que las aventuras de Rincewind suelen ser más fantásticas o cómicas, las de la Muerte más profundas y las de la Guardia Nocturna más semejantes a un argumento policíaco), pero todas comparten el mismo sentido del humor.

8. Una compleja estructura social. 

Ankh-Morpork funciona, siempre hacia delante, de manera nada ordenada, sumergida en un caos perfectamente controlado. En su ciudad primigenia Terry Pratchett combina el retrato de los problemas más acuciantes de la sociedad actual (en la más justa tradición de la literatura fantástica clásica) con una ironía que a veces llega al extremo. En el primer caso encontramos problemas de la vida contemporánea trasladados a argumentos completamente fantásticos, o, más bien, a contextos diferentes. Es lo que sucede, por ejemplo, en Hombres de armas, en el que la diversidad racial de la ciudad se convierte en la base de agrios disturbios orquestados desde el poder. En el otro extremo encontramos la propia estructura social de la ciudad, organizada en gremios que abarcan todas las profesiones. Hay un gremio para los payasos y otro para los panaderos, pero también están el gremio de los ladrones y el de los asesinos. El lema de este último es el siguiente: Nil mortifi sine lucre, “Nada de matar sin cobrar”

9. ¿Alguien dijo “cliché fantástico”? 

Decidido amante del género fantástico, Terry Pratchett se ha caracterizado siempre por su habilidad para parodiar los clichés de éste, convirtiendo sus novelas en algo nuevo que, sin embargo, a pesar del tono decididamente cómico y crítico, no se escapa del género. Así, sus dragones están sujetos a un serio problema de maltrato animal y algunos viven abandonados en refugios. También en su mundo hay herederos destinados a alzarse con la espada y la corona de Ankh Morpork, pero son tan obtusos que no se dan cuenta de ello (en parte, gracias a los habilidosos tejemanejes del Patricio), y la magia, además de mágica, es un asunto excepcionalmente complicado.

10. El conflicto fantasía-realidad. 

De hecho, el principal conflicto que se plantea en la saga de Mundodisco es el de qué sucede cuando los elementos de la más gris cotidianidad irrumpen en ese universo fantástico y paralelo. Así, realidades nada atractivas como los seguros de vida o el turismo desvelan toda la absurdez de su planteamiento cuando se plantean en Ankh-Morpork. Sucede lo mismo, por ejemplo, con el sistema gremial, o con la invención de la pólvora y de un terrible arma, el devólver, capaz de matar a distancia mediante el disparo de proyectiles. Así, ubicándolos en un espacio fantástico y superlativo, Terry Pratchett pone de manifiesto el carácter terrible o ridículo de esos elementos.

11. La física de Mundodisco.

Interesado desde siempre en las paradojas espaciotemporales (muy presentes, por ejemplo, en el argumento de Mort, una de sus obras más celebradas, en la que podemos leer citas como: “Reciben el nombre de reanuales aquellas plantas que crecen hacia atrás en el tiempo. Se siembran este año y crecen el año pasado. La familia de Mort estaba especializada en la destilación de vino de uvas reanuales. Se trataba de una fruta muy poderosa y buscada por los adivinos, puesto que, como es obvio, les permitía ver el futuro. El único inconveniente era que la resaca se producía la mañana antes y había que beber mucho para reponerse”) y en los milagros de la física, Pratchett ha publicado varios libros sobre La ciencia del Mundodisco, en colaboración con Jack Cohen e Ian Stewart, en los que utiliza sus personajes y escenarios para ilustrar diversos fenómenos de la física, como los orígenes del universo y la teoría de la evolución.

12. El fin del mundo según Terry Pratchett.

Además de las novelas del Mundodisco, Pratchett ha publicado otras obras, algunas en colaboración con otros autores. La más interesante es Buenos presagios, escrita a cuatro manos con el también británico Neil Gaiman, y que describe los días previos a la llegada del Anticristo. Protagonizada por el ángel custodio de las puertas del Paraíso y el demonio que otrora fuera la serpiente tentadora, se trata de una obra que, de nuevo, mezcla los grandes temas de la literatura (la muerte, la religión, el destino en general) con el mejor humor británico.

13. LA MUERTE, CLARO.

Equipada con la habitual guadaña y túnica negra, la Muerte es uno de los personajes más profundos, metafísicos, populares y divertidos de todo el Mundodisco. Acompañada ocasionalmente por su Cuervo, llamado Quoth o Dijo, en español (“Dijo el Cuervo, nunca más…”, aunque Quoth siempre se niega a usar esa expresión), es visible sólo para los dioses, los muertos o los gatos, y aparece en casi todas las novelas del Mundodisco, aunque algunas, como Mort o El segador, tienen el honor de contar con ella (o él) como protagonista. Además suele aparecer en otras novelas del autor, como Buenos presagios. Algo nada extraño, cuando el lema del escudo de armas del propio Pratchett es “Noli timere messorem”: No temas al Segador.

14. En honor a la verdad…

…Al hablar de Terry Pratchett deberíamos referirnos a él como Sir Terry Pratchett, Oficial de la Orden del Imperio Británico, armado caballero en 2009. Y, por supuesto, Académico de la Academia Invisible de Ankh-Morpork.

15. Un enfoque serio de la fantasía cómica

En el discurso de aceptación de su medalla Carnegie, Pratchett afirmó que “la fantasía no tiene que ver sólo con magos y estúpidas varitas. Se trata de observar el mundo desde nuevas perspectivas”. De ahí la seriedad y profundidad de su uso del género fantástico desde un punto de vista cómico, que busca no sólo hacer reír sino además provocar en el lector una reflexión acerca de la realidad que trate de iluminar en cada caso. Pratchett ama la fantasía, tal y como ha manifestado en más de una ocasión, pero la considera además, en la línea honorable de la parodia, un género útil, que puede hacer reflexionar al tiempo que provocar más de una carcajada.

16. Notas a pie de página.

Son una de las señas de identidad de las obras de Terry Pratchett, tanto las que pertenecen a la saga de Mundodisco como las que no. El autor recurre a ellas para introducir hilarantes apuntes históricos o aclaraciones filosóficas. Como muestra, un botón extraído de las páginas de Buenos presagios, en referencia a una ciudad: “Ciudad sólo de nombre. Tenía las dimensiones de una capital de condado de Inglaterra o, traducido a términos norteamericanos, de un centro comercial”.

17. Un autor con conciencia social.

Además de publicar dos libros al año y ser el segundo autor más leído del Reino Unido, Terry Pratchett es conocido por su implicación con diversas causas. Entre ellas, la protección de los animales (especialmente los orangutanes; no en vano ha concedido a uno de ellos el honor de ser el Bibliotecario de la Universidad Invisible de los magos), los derechos humanos y la protección del medio ambiente. Sin embargo, su causa más importante es otra:

18. La lucha contra el olvido. 

En 2007 Terry Pratchett hizo público que se le había diagnosticado una variante de la enfermedad de Alzheimer. Esta dolencia ha modificado sus hábitos de trabajo, pero no ha disminuido su productividad. De hecho, ha fortalecido sus posiciones éticas. La más llamativa es su firmeza en su postura sobre la eutanasia (a favor de la cual se ha manifestado públicamente en más de una ocasión), plasmada en el documental Terry Pratchett: Choosing to die, ganador de un Bafta en 2011.

19. Algunos libros más…

Es lo que respondió Sir Terry Pratchett cuando, tras su diagnóstico, se le preguntó si seguiría escribiendo. De momento, tras la reciente publicación de Dinero a mansalva (reseñado en el nº 16 de Giant Magazine), Unseen academicals, I shall wear midnight y Snuff aguardan su traducción. Además, el autor ha anunciado los títulos de sus próximas obras: Raising texas y Scouting for trolls. De momento, cuando se aproxima el vigésimo aniversario de su saga más conocida, el segundo autor más leído del Reino Unido parece dispuesto a proporcionar a sus lectores muchos divertidísimos momentos de lectura en un futuro próximo. Todo depende, de nuevo, del equilibrio de la tortuga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s